Ciudadanía Corporativa

En Freudenberg, la ciudadanía corporativa siempre ha sido un elemento integrante del liderazgo corporativo y se practica tanto dentro como fuera de la empresa. El objetivo del Grupo consiste en ser un ciudadano corporativo responsable en todos los Estados, países y comunidades donde tiene actividad comercial, así como ser reconocido como un buen vecino. Para Freudenberg, la ciudadanía corporativa alcanza más allá de la cadena de creación de valor, con muchos cientos de proyectos en torno a las distintas sedes.

  • Al objeto de reforzar su ciudadanía corporativa, Freudenberg lanzó el programa internacional «e²» (educación y entorno) en 2015. El objetivo consiste en proporcionar a la comunidad acceso a la educación y el trabajo y fomentar la protección medioambiental. e² constituye un complemento a las iniciativas existentes sobre la base de un catálogo de criterios específicos. A lo largo de un período de 6 años, Freudenberg está habilitando fondos por un importe total de 12 millones de euros.
  • Dentro del marco de una iniciativa a nivel global de la empresa, el Grupo Freudenberg subvenciona numerosos proyectos en favor de la integración de refugiados mediante una donación de 2,6 millones de euros. Hasta finales de 2016, la empresa había patrocinado más de 70 iniciativas diferentes en Alemania y en las regiones en crisis, atendiendo especialmente a los niños y jóvenes, así como a la impartición de conocimientos del idioma. Para permitir a los refugiados su incorporación al mercado laboral, Freudenberg crea cerca de 15 puestos de formación. Los medios financieros sobrantes se utilizan exclusivamente para este fin.

Los siguientes dos ejemplos ilustran el enfoque a largo plazo de los proyectos locales:

  • Since 2009, Freudenberg has been offering young people the opportunity to complete dual study courses to qualify as welding technicians, plumbers, electricians, motor mechanics or machinists at a non-profit training center in Nagapattinam, in the Indian state of Tamil Nadu south of Chennai. So far, some 400 young people have successfully set out on a career since the center was founded. The Nagapattinam region, with a population chiefly comprising low-income agricultural workers and fishermen, was very hard hit by the tsunami in 2004.
  • An elementary school was rebuilt with Freudenberg’s help and opened in 2009 in Haijin, a village in Sichuan province, China, hit by an earthquake in May 2008. Freudenberg employees visit the school each year and organize various activities such as the summer school project, extra tuition and a Christmas party. A new multi-function hall was inaugurated in July 2016. 

Todos los proyectos están centrados primordialmente en los niños y los jóvenes, así como en su lenguaje social, integración educativa y vocacional.